Canciones para Valeria y Alexandra II

Es un poema hecho canción y aunque algunos dicen que  la dedicó a su madre o a la virgen, yo prefiero creer, lo dicen muchos otros, que Francis Cabrel pensaba en su pequeña hija cuando la compuso. Ha sido un éxito desde que salio al mercado en 1979 y ha sido versionada, entre muchos otros artistas,  por Bob Dylan, Camilo Sesto, Shakira, Joaquín Sabina, Nicola Di Bari, etc.

Yo conocí esta canción en 1997 interpretada por Huey Dunbar voz de DLG y me encanta desde la primera vez que la oí, también comparto la versión de Jarabe de Palo y Alejandro Zans (2011) y finalmente la original de Francis Cabrel (1979).

Ale y Vale las quiero a morir.

La quiero a morir – DLG (Dark Latin Groove)

La quiero a morir – Jarabe de Palo & Alejandro Sanz

Je l’aime a mourir – Francis Cabrel

 

LETRA:

Y yo que hasta ayer sólo fui un holgazán
y hoy soy el guardián de sus sueños de amor
La quiero a morir

Podéis destrozar todo aquello que veis
porque ella de un soplo lo vuelve a crear
como si nada, como si nada
La quiero a morir

Ella borra las horas de cada reloj
me enseña a pintar transparente el dolor
con su sonrisa

Y levanta una torre desde el cielo hasta aquí
y me cose unas alas y me ayuda a subir
a toda prisa, a toda prisa
La quiero a morir

Conoce bien cada guerra
cada herida, cada sed
conoce bien cada guerra
de la vida y del amor también

Me dibuja un paisaje y me lo hace vivir
en un bosque de lápices se apodera de mí
La quiero a morir

Y me atrapa en un lazo que no aprieta jamás
como un hilo de seda que no puedo soltar
no quiero soltar, no quiero soltar
La quiero a morir

Cuando trepo a sus ojos me enfrento al mar
dos espejos de agua encerrada en cristal
La quiero a morir

Sólo puedo sentarme, solo puedo charlar
sólo puedo enredarme, solo puedo aceptar
ser sólo suyo, sólo suyo
La quiero a morir

Conoce bien cada guerra
cada herida, cada sed
conoce bien cada guerra
de la vida y del amor también

Y yo que hasta ayer sólo fui un holgazán
y hoy soy el guardián de sus sueños de amor
La quiero a morir

Podéis destrozar todo aquello que veis
porque ella de un soplo lo vuelve a crear
como si nada, como si nada
La quiero a morir

Anuncios

Canciones para Valeria y Alexandra.

Casi 7 años después de ser desplazado por FB éste blog vuelve con una serie de post dedicadas a las dueñas de mi corazón: Alexandra y Valeria, mis hijas.

No soy músico así que no compondré nunca, pero voy a hacer mías muchas canciones escritas por otros tantos artistas para sus razones de ser.

Comenzaré con una que me arranca lágrimas siempre, desde la primera vez que la escuché en una escuela para padres, me gusta sobre todo porque habla de dos princesas, porque también las quisiera detener y porque siento que Ale y Vale son dos palomas mensajeras que el Señor mando del cielo para hablarme de su amor.

Mágicas Princesas – Jesús Adrián Romero

LETRA:

Tengo dos excusas en mi mente,
para recordar mi vida y a mi casa regresar,
son un par de mágicas princesas,
con pijamas y con trenzas que juegan a ser mama.

Ya se han dado cuenta que soy débil,
y con solo una sonrisa pueden todo conseguir,
de mi corazón se han vuelto dueñas
y me alegran la existencia con solo en ellas pensar.

Entre gimnasia y la tarea,
van creciendo muy de prisa.
Ayayay.
Las quisiera detener,
Pero un día se irán de casa
y entre sus cosas llevarán un pedazo de mi vida

que jamas regresará,
mientras tanto quiero darles tantas cosas,
quiero darles tanto amor, tanta atención,
y enseñarles cada día su importancia y su valor,
quiero cuidarles el corazón.

Son como un jardín en primavera,
que se viste cada día de belleza y esplendor,
son como palomas mensajeras
que el Señor mando del cielo
para hablarme de su amor.

Entre gimnasia y la tarea,
van creciendo muy de prisa.
Ayayay.
Las quisiera detener,
Pero un día se irán de casa
y en sus cosas llevarán un pedazo de mi vida
que jamas regresará,
mientras tanto quiero darles tantas cosas,
quiero darles tanto amor tanta atención,
y enseñarles cada día su importancia y su valor,
quiero cuidarles el corazón.

Ayayay
Las quisiera detener.

7 000 000 000

Este 30 de octubre la tierra tendrá 7 mil millones de habitantes.

Se puede ver esto en un contador que se actualiza cada segundo, es difícil imaginar tal cantidad de personas y se puede decir mucho sobre lo que este acontecimiento significa, aunque seguramente sera algo que pasará desapercibido para la mayor parte de los seres humanos.

Vivimos en un mundo lleno no solo de personas sino de toda clase de problemas, mucho se habla de cambiarlo,  ¿ a   quién no le gustaría que nuestro mundo fuera mejor?

Todo esto me trae a la mente a Anthony de Mello y su oración, me parece muy adecuada para esta ocasión:

  "Cuando era joven, me dolía el corazón por la
  violencia e injusticia de este mundo. Quería con
  toda mi alma darle un sentido profundo a mi existencia.
  Quería que, al morir, mi vida hubiera servido para
  marcar una diferencia en este mundo, aunque tuviera
  que pagar un precio muy alto para hacerlo.

  Por eso mi oración era: 

  'Señor, dame la fuerza y la sabiduría para que mi
  vida contribuya a mejorar la adversa situación de
  este mundo.'

  Después, siendo un hombre ya maduro, me di cuenta
  que no había podido cambiar nada, que el mundo continuaba
  igual o peor. Estaba frustrado porque me sentía impotente,
  entonces modifiqué mi oración de la siguiente manera:

  'Señor, ya que no pude cambiar el mundo, dame la fuerza
  y la sabiduría para ayudar a cambiar a mi familia y a
  mis cercanos.'

  Ahora que soy un anciano, me doy cuenta de lo ingenuo
  y arrogante que fui al tratar de cambiar a los demás. En
  mi infancia me enseñaron que todos mis problemas eran
  culpa de otros, que mi felicidad y mi progreso no dependían
  de mí. Cuan equivocados estaban.

  Como derroché mi vida fijándome en los errores de
  los que me rodean, culpando a los otros de mis problemas,
  en vez de enfocarme en reconocer y corregir mis propios
  errores, mi oración ahora es:

  'Señor, dame la fuerza y la sabiduría para aprender a
  ver y a reconocer mis errores, para utilizar mi fuerza
  y mi poder personal, para ser cada día alguien que
  sabe crecer y elegir la acción constructiva en vez de
  la queja."

Nuestra vida y nuestro mundo serían muy diferentes si el tiempo y la energía que malgastamos en culpar a los demás los emplearamos en cambiar nosotros primero

ACTUALIZACIÒN

Si quieres saber que lugar ocupas entre los 7 mil millones dale una ojeada a esta pàg.

http://www.bbc.co.uk/mundo/noticias/2011/10/111027_7_mil_millones_y_usted.shtml