El sangrado gingival y la higiene dental descuidada pueden provocar cardiopatías

El sangrado gingival y la higiene dental descuidada pueden provocar cardiopatías. A esta conclusión han llegado microbiólogos de la Universidad de Bristol y el Colegio de Cirujanos Irlandés, durante el encuentro otoñal de la Sociedad General de Microbiología, celebrada en Dublín, Irlanda.
Las personas que descuidan su higiene dental y no limpian a diario sus dientes corren el peligro de causar el sangrado de sus encías, lo que abre una puerta de entrada a 700 tipos diferentes tipos de bacterias que se encuentran en la boca. “La boca es probablemente el lugar en el que hay más suciedad del cuerpo humano”, afirma Steve Kerrigan, miembro de este colegio. “La bacteria que se libera durante el sangrado gingival penetra en el torrente sanguíneo.
Cuando esto ocurre las bacterias se adhieren a las plaquetas, lo que produce que coagulen dentro de los vasos sanguíneos, bloqueándolos parcialmente. Como consecuencia incrementan el riesgo de padecer un ataque al corazón si este coágulo llega al músculo cardiaco”.

El único tratamiento para esta infección es una terapia agresiva con antibióticos. Sin embargo, con el creciente problema de las bacterias resistentes a múltiples fármacos, esta opción puede ser insuficiente. “Las bacterias orales, como el Streptococcus gordonii y el Streptococcus sanguinis, son los agentes infecciosas más comunes. Hemos reconocido que las infecciones bacterianas son un predictor de riesgo independiente para las cardiopatías”, afirma Howard Jenkinson, de la Universidad de Bristol. Los investigadores están estudiando cómo la bacteria interactúa con las plaquetas para desarrollar nuevas y mejores terapias.

Tomado de: DiarioMedico.com